Torre de aprendizaje
Actividades,  Crianza,  Maternidad

TORRE DE APRENDIZAJE

Pon una torre de aprendizaje en tu cocina.

¿Cómo estáis familias?

En este post os traigo una herramienta que a nosotros nos ha salvado la vida, gracias a la torre de aprendizaje hemos podido cocinar recetas algo más elaboradas antes que abrir una lata de conservas o preparar un sandwich.

 

Torre de aprendizaje

Paula es una niña con una fuerte demanda. No podía desaparecer de su vista o tenerla en el carro mientras hacía cosas en la cocina, y como el buen dicho «si no puedes con el enemigo, únete a él» así hice.

Torre aprendizaje

BUSCANDO TORRES DE APRENDIZAJE

Lo primero fue mirar en Amazon y en internet; torres convertibles, torres de madera, alzadores con algún tipo de protección y la verdad que ninguno de estos modelos me llamó la atención para lo que buscaba; quizá a alguna familia estos enlaces le puedan cuadrar más con lo que buscan.

Modelo torre 1

Modelo torre 2

Cuando vi navegando por las redes que te podías construir una torre bastante económica, indagué un poco más. Hasta ver los taburetes de Ikea modelo BEKVÄM

 

Taburete de ikea
Taburete ikea

 

¡Pues manos a la obra! me puse en contacto con una gran artesana a la que compré mi mesa de luz (en otro post hablaremos de ello) y éste fue el resultado.

 

Torre de aprendizaje y paula

¿Qué nos ha aportado esta nueva incorporación?

La verdad que cuando comenzamos a usarla a diario, Paula tenía unos 16 meses. Fue un gran estímulo para ella, imaginaros una niña jugando, tocando, viendo, y comprendiendo todo lo que hacía su madre en la cocina. Que yo cocinaba unas judías blancas, pues ella tocaba y diferenciaba si la judía estaba dura o blanda, mojada o seca; aprendió rápido (pues era nuestro día a día) a diferenciar los diferentes ingredientes de todas nuestras recetas. Si veía que perdía interés o se aburría, rápidamente la preparaba una masa «mágica» de harina, agua, sal y un pelín de colorante alimentario y pasaba otro gran rato entretenida.

QUÉ BENEFICIOS OBTENEMOS

Autonomía; favorece que el niño haga por si mismo un sin fin de actividades cotidianas.

Volcamos al niño totalmente dentro de nuestra rutina.

Es duradera; ser de madera , y poderla barnizar no se se deteriora.

Confianza; el niño poco a poco va mostrando sus habilidades adquiridas con la práctica.

Juegos que podemos hacer en la torre de aprendizaje

Os dejo algunas ideas para hacer con ellos en la cocina, juegos que a la vez de entretenerlos van a estimular su creatividad, y lo mejor es que si manchan al estar en la encimera de la cocina con pasar una bayeta es más que suficiente.

Separar en diferentes recipientes varios tipos de legumbres.

Jugar con masa de harina.

Mezclar colorantes alimenticios en diferentes vasos de agua.

Ordenar los cubiertos.

Trasvases de agua de un vaso a otro, con jeringuilla, cuentagotas etc.

Y todo lo que se os ocurra que os puedan ayudar a untar, echar los ingredientes en alguna cazuela…

 

paula en la cocina

Espero que os decidáis a obtener esta torre de aprendizaje y la deis tanto uso como le estamos dando en mi familia.

Un abrazo

Aquí os dejo una receta de lo más rica para que la podáis hacer en la torre de aprendizaje:

Galletas de hoy, con sabor de abuela

 

 

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: