Varios

¿QUÉ ES EL ÁRBOL DE AYELÉN? Y ¿POR QUÉ LO NOMBRO TANTO? DEDICADO A ELENA HERAS

¿Qué es el Árbol de Ayelén? ¿Y porqué la nombro tanto?
Pues bueno, ahí va su Voz:
Soy El Árbol de Ayelén, “El árbol que sonríe”,
 me muestro alegre, feliz y siento en mis raíces 
que los cambios son necesarios, posibles.
Soy un árbol joven, recién plantado, 
con la suficiente agua para soñar 
que algún día seré grande.
Soy también optimista, confío en la vida, 
confío en mis raíces para agarrarme con firmeza 
a esta tierra incierta.
Soy mis ramas alargándose para hacer reír
a los más pequeños, 
alimento mis hojas con el oxígeno de su algarabía.
Soy ese sueño frondoso que la esperanza sueña, 
que guiará a vuestros hijos, a vosotros, juntos, 
hacia senderos de aire y libertad.
Soy cambio, soy apuesta por lo no establecido,
 por lo no convencional, por lo alternativo. 
Muchas veces este camino os podrá dar miedo, 
pero será un camino 
seguro donde vuestros niños podrán ser niños, 
y hacer lo que mejor saben hacer, jugar, jugar y jugar, 

bajo la sombra segura del respeto y el amor.

EL ÁRBOL DE AYELÉN

El Árbol de Ayelén es una Asociación sin ánimo de lucro que materializa un lugar donde nuestros hijos puedan aprender en libertad y junto a la naturaleza.

Este post se lo quiero dedicar con mucho cariño a Elena Heras.
Elena es una de las acompañantes de Ayelén, la gran base para Víctor desde que empezó esta nueva etapa: la nombra antes de entrar y la busca una vez cerrada la puerta; cuando la ve, el nerviosismo que le entra es especial, el brillo de sus ojos se ilunima tanto como cuando nos ve a nosotros, sus propios padres… la ama.
El otro día, me mandó estas fotos con esta frase: 
Qué bonito regalo poder entregarse al placer de la conquista personal, sin juicios, valores y con mucho amor”







Es tan bonito el regalo y tan bien expresado que no me he podido resistir a  dedicarle a ella, a sus palabras, a sus actos… esta entrada del blog de “La Voz del Bebé”, a su Voz en Ayelén.
Elena, nuestro regalo es que pertenezcas a Ayelén, por ese “don” que tienes con nuestros niños  y niñas (mejorando lo presente en Ayelén, como se suele decir)

Muchas gracias por eso, por ser como eres cada día y por estar ahí para nuestro hijo… Nosotros también te amamos.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: