Sin categoría

UNO DE LOS ERRORES MÁS GRANDE QUE COMETEN LOS PADRES

Según informes, en las Islas Salomón del Pacífico los isleños practican una forma especial de “la magia de la maldición”. Si un árbol se debe de cortar, y es demasiado grande para ser cortado, es derribado por los esfuerzos combinados de los isleños.
Se supone que la gente de estas islas se levanta temprano en la mañana a esas horas entre las 4 y 5, (antes del amanecer) para efectuar el proyecto. Aparentemente los nativos rodean el árbol luego proceden a maldecir y gritarle. Esta energía negativa empieza a dañar la energía de la vida del árbol. Y el resultado es que después de 30 días, mueren las raíces y el árbol cae al suelo. EN SOLO 30 DÍAS.
Si tienen que recurrir a regaños y gritos para matar a un árbol tan grande que ni un serrucho lo puede tumbar, ¡imagínate lo que hacen los gritos y los comentarios negativos a un pequeño niño o niña! Y no por 30 días; sino por toda su infancia y adolescencia.
Si los gritos tienen el poder de matar a un árbol, tus gritos hacia tus hijos matan su creatividad, sus sueños, su inspiración, su confianza, y tristemente en algunos casos, hasta puede matar el amor que le tiene a sus propios padres. Tenemos que dejar de utilizar los gritos para corregir a nuestros hijos, no funciona; los resultados y repercusiones pueden ser contrarios a los deseados al utilizarlo como medio educativo.

3 Comments

  • Papás casi primerizos

    Los gritos son un fracaso del adulto, al que seguramente no le enseñaron a gestionar sus emociones. Muy buen post!!

  • Anahi

    Que interesante… Sí que destruyen los gritos e insultos, y de grande cuesta mucho des-andar esa etapa de la vida y reencontrarse como un individuo que merecemos ser bien-tratados

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: