Lactancia

Antídoto contra los dolores de la cesárea.

Antídoto contra los dolores de la cesárea

La lactancia materna

 

cesarea
La lactancia materna después de una cesárea puede ayudar a controlar el dolor. Las madres que amamantaron a sus bebés durante al menos dos meses después de la operación tienen tres veces menos probabilidades de experimentar dolor persistente en comparación con las que amamantaron durante menos de dos meses, según una nueva investigación que se presenta en el congreso de Euroanaesthesia, organizado por la Sociedad Europea de Anestesiología, que se celebra en Ginebra, Suiza.

Cesárea

Las cesáreas representan alrededor de una cuarta parte de todos los nacimientos en Reino Unido, Estados Unidos y Canadá. El dolor crónico (que dura más de tres meses) después de la cesárea afecta a alrededor de una de cada cinco madres.
OMS
Está ampliamente aceptado que la leche materna es la nutrición más importante y adecuada en la primera infancia, y la Organización Mundial de la Salud (OMS), el Departamento de Salud de Reino Unido y el Departamento de Salud y Servicios Humanos de Estados Unidos recomiendan la lactancia exclusiva hasta los seis meses de edad, pero hasta ahora se ha sabido poco sobre el efecto de la lactancia materna en la experiencia de dolor crónico por parte de una madre después de la cesárea.

Estudio

El estudio, realizado por la doctora Carmen Alicia Vargas Berenjeno y sus colegas del Hospital Universitario Nuestra Señora de Valme, en Sevilla, incluyó a 185 madres que se sometieron a una cesárea en el hospital entre enero de 2015 y diciembre de 2016.
Autores
Los autores entrevistaron a las madres sobre sus patrones de lactancia materna y el nivel de dolor crónico en el sitio quirúrgico en las primeras 72 horas después de la cesárea y cuatro meses después.
Los investigadores también analizaron el efecto de otras variables sobre el dolor crónico, como la técnica quirúrgica, el dolor en las primeras 24-72 horas, la educación y ocupación materna y la ansiedad durante la lactancia. Casi todas (87%) las madres en el estudio amamantaron a sus bebés y más de la mitad (58%) dijeron haber dado el pecho durante dos meses o más.
Los hallazgos mostraron que aproximadamente una de cada cuatro (23%) madres que amamantaron durante dos meses o menos todavía experimentaron dolor crónico en el sitio quirúrgico cuatro meses después de la operación, en comparación con sólo el 8% de las que amamantaron durante dos meses o más. Antídoto contra los dolores de la cesárea.
Diferencias 

Estas diferencias fueron notables incluso después de ajustar por la edad de la madre.

 

https://www.facebook.com/lavozdelbebe/

Por si os interesa: Prolongar la lactancia materna ahorraría 50 millones. 

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: