Sin categoría

Denuncian que el 96% de las maniobras Kristeller se hacen sin el consentimiento de la madre.

Esta madre madrileña y primeriza desconocía entonces que aquello que le hacían las dos mujeres encaramadas a su barriga se llamaba ‘maniobra de Kristeller’, una técnica cuestionada por la OMS y prohibida en países como Reino Unido que se sigue utilizando con frecuencia en hospitales españoles para acelerar la fase del expulsivo, según denuncia El Parto es Nuestro. La asociación sin ánimo de lucro formada por usuarias y profesionales que pretende mejorar las condiciones de atención a madres e hijos durante el embarazo, el parto y el posparto en España acaba de publicar un informe sobre la experiencia de 340 mujeres a las que se le practicó esta maniobra de presión externa del fondo uterino coincidiendo con sus contracciones. El estudio revela que solo un 6,5% de las mujeres fueron informadas de que se les iba a practicar tal presión y en el 96% de los casos no se solicitó su consentimiento. «No me informaron absolutamente de nada ni me pidieron consentimiento alguno. Las enfermeras me decían que no ayudaba nada, que no gritara. Recuerdo que vomité y que una enfermera dijo ‘ya está bien’ y se me sentó encima», relata una de las mujeres que ha narrado su experiencia a la asociación para la campaña ‘Stop Kristeller: cuestión de gravedad’.


El Parto es Nuestro pide que los hospitales apuesten por respetar los tiempos de cada madre y su bebé.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: